Perspectiva Latinoamericana | Municipales en Brasil: se afianza el centro

Por Manuel Lozano

El pasado domingo 29 de noviembre se realizaron en la República Federativa del Brasil la segunda vuelta de las elecciones municipales en 57 municipios.

En San Pablo, la ciudad más importante que se encontraba en disputa, Bruno Covas del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB – centroderecha) obtuvo su reelección con casi el 60% de los votos. Covas había asumido la intendencia paulista luego de que Joao Doria renunciara tras ser electo gobernador de San Pablo en 2018. Su competidor en esta segunda vuelta fue Guilherme Boulos del Partido Socialismo y Libertad (PSOL – izquierda) obtuvo un 40% de los votos. Si bien no logró acceder al ejecutivo, este resultado es más que positivo que le permite ubicarse como uno de los principales líderes de la izquierda brasileña. Destaquemos que el candidato de Bolsonaro, Celso Russomano, que apenas obtuvo el 10% de los votos en la primera vuelta.

En Río de Janeiro, el intendente actual y candidato del bolsonarismo, Marcelo Crivella del Partido Republicanos no logró la reelección ya que obtuvo el 36% de los votos lo que hizo que perdiera frente al ex-intendente Eduardo Paes que finalizó la jornada con el 64% de los votos.

En tanto, la izquierda no realizó una mala performance electoral en los diversos municipios en disputa. Ya que hubo un crecimiento de Boulos sumado a la victoria de dos capitales por parte del Partido Democratico Laboralista (PDT) y otras dos a manos del Partido Socialista Brasileño (PSB). Sin embargo, el Partido de los Trabajadores por primera vez desde el retorno de la democracia no gobernará en ninguna capital brasileña.

Así fue el caso de Recife donde la candidata petista Marilia Arraes, quien contaba con un fuerte apoyo del ex-Presidente Luiz Ignacio Lula da Silva, perdió con el 43,76% de los votos frente a Joao Campos del Partido Socialista Brasileño que obtuvo el 56%.

En primer lugar lo que arrojaron los resultados fue un fuerte rechazo a los candidatos del Presidente Jair Bolsonaro. Esto es un dato importante ya que es su primera elección luego del triunfo que lo llevó a la presidencia y que, además, la primera elección siempre tiende a fortalecer a quien detenta el ejecutivo. Por otro lado, los candidatos del Partido de los Trabajadores no lograron una buena performance electoral y quienes sí se vieron victoriosos de esta jornada fueron los partidos tradicionales de la centro derecha brasileña que lograron recuperar terreno.

Así se puede ver la variación que hubo en los partidos políticos los municipios que obtuvieron en 2016 y en estas últimas elecciones.

Suscribite a todas las actividades y newsletters del Observatorio del Sur Global

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *